BLOG DE MASCOTAS

Baby

Trece años de vida bastaron para que este increíble ser de la Tierra me diera demasiada felicidad, el amor más puro y un apodo que me acompaña hasta ahora, y tal vez, me acompañe siempre. Ella es la Baby. (Y todavía la extraño demasiado)