BLOG DE MASCOTAS

La Ascaridiasis: Una enfermedad que te puede contagiar tu mascota

Se le conoce como zoonosis a cualquier enfermedad propia de los animales que puede llegar a contagiar a las personas. Esta vez te contamos todo sobre la ascaridiasis, una enfermedad que puede hacer que tu organismo albergue a un parásito que pone huevos dentro de tu cuerpo. ¡Tienes que saber de qué se trata!
La ascaridiasis es una enfermedad que se transmite al ser humano y generalmente afecta a gatos y perros. Los agentes que la causan son parásitos toxocara y es en sus estados de larva cuando pueden afectar a las personas. En animales, entre un 20% y 40% la sufren. En el caso de las personas, la ascaridiasis afecta sobre todo a los niños y sus síntomas no son tan característicos como para sospechar de la enfermedad. Por eso, se hace necesario acudir a métodos complementarios de laboratorio para su diagnóstico.


¡Un parásito que se multiplica en tu cuerpo!

El parásito adulto de la ascaridiasis mide entre 5 y 10 centímetros de largo y se trata de un gusano que parasita en el intestino delgado de los animales. La hembra del parásito pone huevos microscópicos que son eliminados con la materia fecal y, transcurridos 15 días, en condiciones favorables de humedad y temperatura, pueden contaminar a humanos.

El ciclo comienza cuando llegan al intestino, lo atraviesan, pasan a la vía sanguínea, llegan al hígado y finalmente a los pulmones, donde se transforman en su segundo estado larvario de tamaño microscópico. En ese momento, una simple tos hace que las secresiones trasladen las larvas nuevamente al intestino donde alcanzarán su tamaño adulto.

¿Cómo combatir la presencia del parásito?

  • Control periódico de la mascota por un veterinario, realizando un análisis de materia fecal para determinar la presencia de huevos y comenzar con el tratamiento correspondiente.
  • Evitar el acceso de perros a parques, plazas, areneros o dejarlos sueltos en la calle donde frecuentan niños, por el peligro de contaminación.
  • Mejorar hábitos higiénicos, sobre todo en los niños.
  • Higienizar cuidadosamente las verduras, principalmente aquellas que se comen crudas.
  • Mejorar las conductas sanitarias de la población mediante la educación.

 

Fuente: CuidarMascotas.net

Dejanos tu comentario