BLOG DE MASCOTAS

¿Tienes un mal vínculo con tu perro? Te decimos cómo mejorarlo

Solo los que tenemos un perro a nuestro lado entendemos el vínculo que se puede llegar a tener con un ser que, pese a que no habla, nos entiende a la perfección. Siempre está ahí, se alegra cuando nos ve llegar y nunca se molesta con nosotros, así lo hayamos regañado; su amor es incondicional y, ¡adivina qué!, puedes fortalecerlo aún más con estas recomendaciones.

 

El vínculo humano-perro es de un entendimiento muy arraigado, mucha emoción, confiabilidad y apoyo mutuo. Incluye una necesidad de pertenencia, de sentirse querido, útil y seguro. ¿Tienes algunas dudas sobre el vínculo con tu perro?

 

Signos que muestran un vínculo débil:

 

  • Indiferencia emocional hacia ti u otros miembros de la familia.
  • No responder a órdenes, en especial cuando se le llama.
  • Falta de deseo por jugar.
  • Desagrado por ser acariciado.
  • Intentos regulares de escape.
  • Concentración y contacto visual pobres.
  • Beligerancia o, incluso, agresión.

 

Podría variar si se trata de un perro recientemente rescatado, ya que él o ella puede mostrar algunos de estos síntomas por estar afligido, o simplemente puede estar deprimido por la imprevisibilidad de su vida hasta el momento. Dale tiempo.

 

Signos de un vínculo fuerte:

 

  • Queda mirando tu ubicación cuando está sin correa.
  • Revisa con frecuencia donde estás.
  • Obedece con felicidad y sin dudas.
  • Fuerte habilidad de comunicar necesidades, deseos y preocupaciones (¿entiendes lo que quiere tu perro en cualquier situación?).
  • Siempre viene cuando lo llamas, incluso cuando hay distracciones (esto es complicado, incluso para perros con buen vínculo. Si has logrado esto hasta en las situaciones más distractoras, ¡bien por ti!).

Ya sea que el vínculo entre ustedes esté bien o necesites mejorarlo, las siguientes recomendaciones te ayudarán:

 

  • Realiza actividades con tu perro como jugar, buscar y traer objetos, nadar o cualquier cosa que pueda divertirlos a ambos. La interacción divertida construye amistad y lealtad.
  • Juega al escondite con frecuencia, dentro o fuera de la casa. Este divertido juego es una gran forma de volverte un “premio” para tu perro. Con los meses, aumentará poco a poco su deseo de estar contigo y de poner atención.
  • Aliméntalo en horas específicas durante el día, en lugar de dejar el alimento libre todo el día. Esto hará que la comida le genere concentración, previsión y la relacione contigo. Te vuelves más importante cuando la comida viene de ti y no de un comedor para perros.
  • Cepíllalo y acarícialo de forma regular para desensibilizar su contacto y construir su deseo de afección física.

 

También puedes reforzar su vínculo a través de ejercicios de entrenamiento:

 

  • Comienza el entrenamiento de obediencia si aún no lo has hecho o no lo has mantenido. Esto creará buena comunicación, ayudará a que tu perro se concentre y fomentará un sentimiento de trabajo en equipo y de pertenencia.
  • Trabaja en órdenes de llamada. Hazlo primero con la correa puesta y solo quítasela cuando el perro regrese a ti todas las veces, incluso cuando hay distracciones. Lograr esto será una prueba de su concentración, lealtad y de su deseo de hacer lo que pides en lugar de lo que tu perro quiere.
  • Enséñale un truco cada mes. Esta actividad divertida lo hará más inteligente y será otra herramienta de vinculación en tu repertorio.

 

¡Mucha suerte!

Fuente: VetPlace.pe 

 

Dejanos tu comentario