BLOG DE MASCOTAS

¿Es peligroso que nuestro perro coma insectos?

¿Hay riesgos si tu perro come insectos? ¿Cuáles son los que al ser ingeridos resultan más perjudiciales?

Si ves que tu perro come insectos, puedes que te haya surgido la pregunta si el resto lo hace. Un perro estará atento a su entorno, así que, todo bicho que invada su espacio será víctima de sus instintos.

Los perros no tienen problemas para comer moscas, lombrices, grillos, arañas, saltamontes y otros insectos. En realidad, la mayoría aporta una pizca de proteína.

Sin embargo, hay excepciones: algunos pueden ser tóxicos o transmitir parásitos.

Orugas

Algunas orugas son capaces de picar o inyectar veneno a nuestra mascota. Tal es el caso de las orugas procesionarias.

La oruga produce lesiones; los pelos de la oruga se pegan en la boca y la garganta, provocando tos, arcadas y saliva.

Se inflama la lengua, la boca, el esófago y el estómago. Llegado a un punto que el perro no puede respirar, pudiendo provocar la muerte. Si el perro ha chupado la oruga, la lengua puede necrosarse y, como consecuencia, puede perder el órgano completo.

Luciérnagas

Si tu perro come insectos, las luciérnagas pueden resultarle atractivas. Estos insectos son escarabajos de la familia de los lampíridos, y destacan por poder emitir luz.

La luz producida es una forma de comunicación, a través de ella se atraen para aparearse y advertir a los depredadores que se mantengan alejados.

Estos insectos realizan un truco de defensa conocido como sagrado reflejo que, permite expulsar su hemolinfa, la cual contiene compuesto tostóxicos y que son un mecanismo de defensa.

Mariposa Monarca

Las mariposas monarca son vistas insectos tóxicos y de sabor desagradable. Debido a que suelen consumir plantas como Asclepiadaceae Apocynaceae que contienen compuestos tóxicos, utilizados por las mariposasp su propia defensa.

Tales compuestos son tóxicos para las aves, los perros, los gatos y otros animales. Sin embargo, es muy raro que un perro consuma este insecto ya que tiene un sabor amargo.

Si crees que tu mascota ha comido una oruga monarca o una mariposa, se recomienda acudir cuanto antes al veterinario. Algunos de los síntomas que puede presentar la mascota son:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Babeo excesivo

Cabe destacar que los síntomas se vuelven más graves a medida que el veneno afectar el corazón. Cuando esto sucede, el veneno causa ritmo cardíaco anormal, temblores, debilidad, pupilas dilatadas, convulsiones o muerte.

Escarabajos voladores, chinches y cigarras

Aunque no son tóxicos, si los llegara a comer en cantidades grandes, puede causarle problemas estomacales, vómito o diarrea. Las chinches tienen un sabor desagradable y pueden hacer que un perro babee o vomite.

Si tu perro come insectos, puede entusiasmarse. Comer insectos hace que se forme una masa llamada «bezoar» en el estómago. Siendo posible que se requiera cirugía para eliminarlo.

En ocasiones, puede formarse un cúmulo de materiales no digeribles, conocido como bezoar.

La mayoría de los bezoares pasan a través del sistema intestinal, pero algunos llegan a ser tan peligrosamente grandes, que deben eliminarse quirúrgicamente.

Dejanos tu comentario