BLOG DE MASCOTAS

¿Qué es el síndrome de la liebre parda?

De todas las enfermedades que sufren los lagomorfos, el síndrome de la liebre parda es la que más causa curiosidad

El síndrome de la liebre parda europea es una enfermedad aguda contagiosa. Afecta a la liebre europea, y a la liebre de montaña.

El síndrome de la liebre parda: características

El síndrome fue descubierto en 1980 en el norte del continente, pero años más tarde fue que comenzó a ser estudiada con profundad, cuando se demuestra la presencia de un virus con características parecidas y que produce la enfermedad hemorrágica del conejo. En su principio, debido a las similitudes que tenían ambas patologías se creyó que era una sola.

Especies susceptibles

Los únicos animales afectados por esta enfermedad son las liebres. Aunque, en distintos experimentos, ciertas razas de conejo han mostrado reacciones seropositivas.

Se han demostrado casos del síndrome en numerosos países europeos como: Alemania, Italia, Bélgica, Reino Unido, Croacia, Suecia, Finlandia, España, entre otros. Pero fue en 2003 cuando se dio a conocer fuera de terreno europeo.

El origen del virus es desconocido. Aunque hay quienes afirman que puede estar relacionado con un Calicivirus procedente de los antecesores de los lagomorfos eurasiáticos. O por la introducción de conejos y liebres introducidas a países latinoamericanos.

Signos clínicos del síndrome de la liebre parda

La sintomalogía del síndrome es bastante similar a la enfermedad hemorrágica del conejo. Aunque, también, en su forma más aguda puede durar más que la EHC, y causan menos bajas.

Sin embargo, puede provocar la muerte, sin mostrar algún signo de enfermedad. Pero lo más habitual es que aparezcan cambios en el comportamiento del animal. Por ejemplo; desaparece el reflejo de huida, tienen movimientos descoordinados, etc. Además, también sufren de convulsiones y la muerte.

En un criadero, el 50% de las liebre puede mostrar signos crónicos o leves de la enfermedad. Por lo general, se puede detectar a través de la mucosa y los tejidos subcutáneo.

Signos anatomopatológicos

Los hallazgos más comunes son el edema y congestión de la mucosa respiratoria, hemorragias internas, el hígado y el bazo aumentados de tamaño.

Transmisión, epidemiología e impacto en las poblaciones de liebres

El síndrome de la liebre parda es una enfermedad contagiosa, de transmisión oral-fecal o respiratoria. Afectando tanto a humanos como a los animales. El virus es bastante resistente y, puede permanecer infectante hasta cuatro meses.

Pese a que un aumento de la mortalidad en una población de liebres está asociado al SLP, tras el primer brote, la enfermedad se vuelve endémica. Y las áreas endémicas tienden a mantener sus poblaciones de liebres estables. La razón de ello es que la mayoría de los individuos han desarrollado inmunidad.

Tratamiento y control del síndrome

No existen vacunas para las liebres. Pero cuando el brote es grave se pueden preparar autovacunas a partir de los hígados de las liebres enfermas.

Sin embargo, en la naturaleza no se puede controlar.

En los centros de cría la prevención consiste en:

  • El uso de cuarentenas.
  • Higiene de las instalaciones.
  • La ausencia de contacto con liebres salvajes o depredadores.
  • Pruebas serológicas a los animales que entren por primera vez en la granja.

 

Dejanos tu comentario