BLOG DE MASCOTAS

¿Por qué algunos perros lamen a otros?

El lamido en perros es una forma de comunicación esencial para una mejor relación entre canes

Muchos se preguntan por qué los perros lamen a otros, incluso por qué suelen hacerlo de forma compulsiva. ¿Es normal? ¿Debo dejar que mi mascota chupe a otros canes?

En este artículo profundizaremos en esta conducta, el lamido. Aprenderemos si es o no un comportamiento normal. ¡Sigue leyendo para conocer más!

La comunicación entre los perros

Los perros son animales sintientes con una alta capacidad de razonamiento. Además, suelen vivir en grupo. Por dicha razón, los canes tienen conductas que les permite expresar sus emociones durante el día a día.

A los humanos nos pueden resultar negativas algunas conductas de los perros. Por ejemplo, si un perro gruñe a otro, nosotros intentamos corregirlo. No obstante, el gruñido comunica al otro perro que no quiere ser molestado. Si el otro perro sabe comunicarse, le transmitirá mensajes de calma:

  • Lamerse el hocico
  • Lamer al perro que gruñe
  • Mirar hacia otro lado
  • Dar media vuelta e irse
  • Bostezar
  • Mostrar la barriga

Para que un perro aprenda a comunicarse, no necesitar entrar en contacto con miles de perros. Simplemente, con pasar tiempo con uno o dos perros es suficiente.

Con esto, entendemos que es mejor la calidad que la cantidad. Por ejemplo, existen perros que no han recibido educación y se comunican muy bien con los de su especie.

Algunos perros tienen problemas para comunicarse con otros canes, puede ser por el miedo, la reactividad, la falta de autocontrol, el estrés, etc. Cada uno de estos problemas tienen distintas formas de solución, pero todos necesitan de tiempo y trabajo. Como parte de la terapia, los trabajos de olfato, pasear por lugares tranquilos son fundamentales para conseguir que el animal esté sano.

¿Es una conducta normal?

El lamido en los perros es un comportamiento normal. Un perro puede lamerse a sí mismo como forma de autocuidado. Además, puede lamer a otros con la finalidad de limpiarlos y fortalecer su vínculo. Esto se evidencia cuando las perras lavan a sus cachorros o cuando dos perros se demuestran afecto.

Por otro lado, también pueden lamerse unos a otros. De esta forma, se comunican u obtienen información del otro. Por ejemplo, en los genitales y en los oídos existen glándulas que segregan feromonas, que son compuestos químicos que ayudan al animal obtener información relevante. El órgano que detecta estas sustancias es el órgano vomeronasal ubicado en la boca.

De igual forma, un perro que lame la boca de otro está obteniendo información. Chupando sabrá qué ha comido y cuándo lo comió.

Por último, los perros también se lamen para autocalmarse o tranquilizar al contrario cuando ha pasado por una situación de estrés. De esta manera, le transmite que todo estará bien.

¿Tengo que intervenir cuando algunos perros lamen en exceso a otros?

No hay respuesta negativa ni afirmativa. Todo va a depender del animal, de su estado anímico, de si presenta problemas, su edad, entre otros factores.

Los cachorros tienden a lamer más que los perros adultos porque no saben relacionarse. Por otro lado, aquellos que sufren de estrés o están excitados lamen más.

Si crees que tu perro lame excesivamente a otros, debes de buscar el motivo de ello. En ocasiones, se recomienda buscar un educador canino para que nos oriente. Dependiendo de qué provoque su conducta, el tratamiento es distinto.

En cualquier caso, si deseas intervenir, nunca lo regañes. Es mejor llevártelo tranquilamente, entretenerlo o sacarlo a pasear, evitando las zonas donde hayan perros.

Dejanos tu comentario