BLOG DE MASCOTAS

Conoce todo sobre el lenguaje de la cola de gato

El lenguaje de la cola de gato es muy variado, y conocer todo de ello nos permitirá entender mejor a nuestra mascota. 

El lenguaje corporal de los gatos es más complejo de lo que se cree: a través de ellos podemos sacar información sobre el estado de ánimo o sus intenciones. La posición, los movimientos corporales y la cola del gatos nos permite entender a profundidad a estos animales.

Los perros usan los movimientos de la cola para expresar sus emociones, en el caso de los gatos, es diferente, ya que tienen un carácter diferente: el felino oculta sus emociones a tal punto que, muchas veces, es difícil de saber si tiene alguna dolencia.

¿Qué tipo de información aporta la cola del gato? 

La información que podemos obtener observando los movimientos de la cola del gato es importante para que la convivencia sea completamente placentera. Cada animal se caracteriza por tener un carácter diferente, pero hay posiciones que nosotros podemos interpretar, evitándonos accidentes.

Cola recta hacia arriba: es una clara señal de que se siente seguro y cómodo en el lugar en el que se encuentra. Siempre se relaciona con mensajes positivos y, si lo acompaña de movimientos lentos y progresivos, es que se siente contento.

Posición vertical y vibrante: cuando la cola está hacia arriba pero realiza movimientos vibrantes, quiere decir que el gato está emocionado, algo que normalmente vemos cuando llegamos a casa o está viendo su comida. En el caso de los machos, también realizan estos movimientos cuando quieren orinar.

En forma de S: es un excelente señal que nuestro gato tenga este tipo de forma, ya que nos indica que quiere jugar o llamar la atención. Por lo general, los gatos más dependientes y juguetones llevan la cola curvada la mayor parte del día buscando las caricias del amo. En los animales más ariscos es más difícil verles la curvatura de la cola, pero cuando ganan confianza es más fácil de comprobar.

Movimientos rápidos de lado a lado: por lo general, indica que nuestra mascota se siente incómoda, ya sea porque los estás molestando o porque, al acariciarlo estás tocando zonas sensibles, como el vientre o las almohadillas. Debemos de estar alerta con estos movimientos porque puede generar que el gato nos arañe la cara.

Cola hacia abajo y rígida: es la peor señal, ya que quiere decir que nuestro gato se encuentra enfadado y es probable que nos ataque si le damos su espacio. Este tipo de comportamiento también suele estar acompañado de un bufido, pero hay gatos que no avisan y atacan inesperadamente.

Cola entre las patas: es la postura que más se asemeja a los perros. Es una reacción que adquieren los gatos cuando una situación les pone nerviosos o están asustados.

Enrollada: cuando la mantiene en esta posición, es porque se siente cómodo o feliz. Suele estar acompañado con un ronroneo de su parte y es una señal de que estamos haciendo las cosas bien con él.

Aprender sobre los movimientos de la cola del gatos nos permite conocer futuros problemas y seremos capaces de evaluar si nuestra mascota está bien o sufre de alguna patología.

 

Dejanos tu comentario